Skip to content

Al sur de la frontera, al oeste del sol

30 septiembre 2009

Omg, comentario de libros en mi blog, empezaremos con 4 libros seguiditos de Haruki Murakami, autor que en mis horas de trabajo me he, literalmente, devorado sus libros.

Serán los siguientes:

  • Al sur de la frontera, al oeste del sol
  • Sputnik, mi amor
  • Tokyo Blues
  • Crónica de un pájaro que da la vuelta al mundo

Al sur de la frontera al Oeste del sol

Antes que se me olvidé, diré lo que me volvió loco de este libro, y es que tiene la mejor escena de sexo que mis lindos ojos hallan podido leer y mi virginal mente halla podido imaginar (?). Aclarado eso, vamos con el análisis.

9788483835036 Hajime, el protagonista de esta historia, deja en claro desde la primera página que es hijo único (al igual que yo (?)), y recuerda desde sus treinta y ocho años lo que a sido su vida personal y amorosa, desde sus días de escuela  con su vecina Shimamoto, la cual era coja pero extremadamente inteligente (e hija única… como yo(?)), hasta un amor juvenil y su primera vez.

Después al entrar a la universidad experimenta una soledad muy profunda y amarga, resumiendo la historia se casó, tuvo dos hijas, montó un negocio y se podría decir que vivía una vida ideal.

Fue donde de nuevo entra en la historia Shimamoto, un día ordinario entra a su negocio, el aún pensaba en ella, ella aún pensaba en el, pero el affaire no iba a ser tan sencillo… ni tan real.

La historia va mucho mas de lo que les acabo de relatar, la prosa de Murakami se desenvuelve TAN BIEN, que solo me queda por felicitar a la traductora, que hizo un trabajo excepcional.

Punto aparte merece el personaje de Shimamoto, que lo encuentro sumamente atractivo, una mujer misteriosa, coqueta, muy femenina y sobre todo tan real.

Está historia me volvió loco, es una historia de amor original y fresca, y eso es ya mucho decir. Emocionante de principio a fin, con un final que deja con la interpretación justa de los hechos relatados.

Este fue el segundo libro de Haruki Murakami que me leí, pero el primero que completé, en solo dos días me lo terminé, a ese grado me llevó el interés del relato.

Léanlo en una tarde lluviosa o en una noche melancólica, con un cafecito en la mano, les aseguro que no se arrepentirán.

La Frase del libro:

“Entonces no lo sabía. No sabía que era capaz de herir a alguien tan hondamente que jamás se repusiera. A veces, hay personas que pueden herir a los demás por el mero hecho de existir.”

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: