Skip to content

Romance

18 septiembre 2007

Te das cuenta de repente, que la primera lluvia de Mayo ya está sobre tus pestañas.

Si se convirtiera en sentimientos con una simple poesía el sonido al girar el lápiz mientras escribo, Yo podría existir.

Abro con mis manos congeladas la naranja que exprimo, las lágrimas en mis ojos de nuevo se pierden, viendo la destrozada realidad.

Tú, que deseas que llueva en un caluroso invierno, si tomas mi mano ahora, se que te besaré.

Tú, que inundas la noche con tus lamentos ¿Por qué no entendiste en aquel momento”Te quiero’“?.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: